¿Qué es el Refuerzo Positivo en Perros?

¿Quieres aprender sobre razas de perros?

La palabra refuerzo positivo es muy común en el mundo del adiestramiento canino.

De hecho a nadie le resulta raro escucharla, ya que se dice con mucha frecuencia que lo mejor es educar a los perros con refuerzo positivo.

refuerzo positivo premios

En cambio otras palabras como reforzador o reforzamiento ya no son tan comunes. Habrá personas que serán capaces de definir y explicar cada una de ellas, pero probablemente no lo consigan todas.

En este artículo vamos a hablar de refuerzo positivo y los otros términos, además de aprender un poco más sobre condicionamiento operante.

¡Sigue leyendo!

¿Qué es un refuerzo positivo?

La mayoría de las personas definirían refuerzo como aquello que le ofrecemos a un perro para que vuelva a repetir un comportamiento.

Aunque otras personas dirían que no es el premio o la golosina, sino el proceso mediante el cual se consigue que aumente la conducta.

Aquí ya vemos que no está tan claro el concepto, ya que es ambiguo.

Realmente esa es la verdad, la palabra refuerzo es ambigua.

Y en ciencia esto es inadmisible, ya que no se puede permitir que un mismo concepto signifique dos cosas. En ciencia se busca que cada término sea lo más conciso posible y por tanto no dé lugar a errores y malentendidos.

Así que en vez de utilizar un concepto genérico se hace uso de dos que sean muy claros. Por un lado tenemos reforzador y por otro reforzamiento.

Vamos a ver lo que es cada uno de ellos.

refuerzo primario reforzador

El reforzador es el estímulo que se le ofrece al perro después de realizar un comportamiento con la intención de que este se repita con mayor frecuencia.

Es decir, es la consecuencia de haber realizado un comportamiento.

En condicionamiento operante hay un esquema general, que es el siguiente: A – B – C. Estas letras son las siglas de las palabras Antecedent- Behaviour – Consequence.

En el caso del reforzador haría referencia a la consecuencia, es decir, lo que aparece después de haber realizado un comportamiento.

Ahora vamos a entender el término reforzamiento.

Este es el procedimiento mediante el cual se consigue que aumente la probabilidad de que aparezca la conducta

Así que ahora podemos diferenciar claramente los dos conceptos, reforzador y reforzamiento.

El primero hace referencia al tercer elemento de la cadena de condicionamiento operante, que sería la consecuencia. Y en el caso del reforzamiento hacemos referencia a todo el procedimiento en sí.

Ejemplos de refuerzo positivo en perros

Como hemos visto anteriormente el término adecuado sería reforzadores, pero en el artículo en parte vamos a utilizar la palabra refuerzo por ser la más comúnmente usada.

Refuerzo primario

Un reforzador primario es aquel que, además de ser la consecuencia de una conducta, tiene una relevancia biológica. Es decir, que la supervivencia del individuo depende de él.

reforzamiento negativo en perros

Algunos ejemplos son la comida, el agua, el lugar de descanso o una hembra en celo.

Refuerzo secundario

En cambio los reforzadores secundarios son aquellos que han sido condicionados a un primario o a otro secundario. Es decir, que a priori no tienen ningún significado para el animal pero que han sido emparejados por condicionamiento clásico.

Podríamos utilizar de forma indistinta los términos reforzadores secundarios o reforzadores condicionados. Ambos significan lo mismo.

Un ejemplo muy típico de reforzador condicionado sería el clicker.

El sonido de clic se empareja con comida, que al fin y al cabo es un reforzador primario. A partir de ese momento podríamos utilizar el clicker para reforzar comportamientos.

Técnicas de refuerzo positivo para perros

¿Refuerzo positivo o reforzamiento positivo? Como ya sabemos, el término correcto es reforzamiento.

El reforzamiento positivo es el procedimiento mediante el cual aumenta la probabilidad de que se emita una cierta conducta. Existen dos tipos de programas:

  1. continuo. En este caso el reforzador aparece siempre que el perro realice la conducta buscada. Es muy útil para enseñar comportamientos nuevos.
  2. intermitente. El reforzador aparece solo algunas veces. Este tipo de programa funciona muy bien para mantener un comportamiento aprendido. Los hay simples y compuestos.

Tenemos los siguientes programas de reforzamiento intermitente simples:

  • de razón. Puede ser fija (RF) o variable (RV). En el primer caso aparece el reforzador siempre una vez de cada X repeticiones, y en el segundo es distinta la repetición en la que aparece.
refuerzo positivo comida
  • de intervalo. Puede ser fija (IF) o varible (IV). En IF se refuerza el primer comportamiento una vez transcurrido un intervalo de X tiempo. En IV el tiempo varía alrededor de un intervalo X establecido.
  • de tasa. Altas (RDA) y bajas (RDB). En el primer caso se refuerza si se emiten muchas conductas por unidad de tiempo, y en RDB si se emiten pocas.

En el caso de los programas de reforzamiento intermitentes compuestos se combinan dos o más programas simples. Puedes ser sucesivos o simultáneos.

¿En qué consiste el refuerzo negativo en perros?

Hasta ahora hemos hablado del reforzamiento positivo para perros, pero también existe el refuerzo negativo.

Vamos a explicar en qué consiste y los diferentes tipos que existen.

Lo primero es definir en qué consiste el mal llamado «refuerzo negativo«.

El reforzamiento negativo es una de las formas de aprender que existen en condicionamiento operante. Su uso implica:

  1. el aumento de la probabilidad de que una conducta se produzca en el futuro.
  2. la desaparición de un estímulo del ambiente.

¿Cuál es la diferencia entre respecto al reforzamiento positivo?

Muchas personas afirman que el nombre de positivo indica que algo es agradable para el perro y negativo si  es desagradable. El problema con esta afirmación no es solo que es simplista, sino que es errónea.

Cuando se habla de positivo es porque se suma algún estímulo al ambiente, y negativo en el caso de que no aparezca o se retire.

No tiene nada que ver con si es el estímulo es agradable o no para el animal.

Ejemplos de refuerzo negativo en perros

Dentro del reforzamiento negativo hay que distinguir el de escape y el de evitación.

Refuerzo negativo de escape

El reforzamiento negativo de escape consiste en que hasta que el perro realice un comportamiento habrá presente un aversivo.

Solo en el momento en el que se comporte de esa manera desapareceré el aversivo, lo cual hará que este comportamiento aumente en el futuro.

reforzador primario secundario

Refuerzo negativo de evitación

En cambio en el reforzamiento negativo de evitación se utiliza un estímulo discriminativo.

Ante su presencia, si el perro no realiza un comportamiento hace aparición un aversivo. En cambio si hace esa conducta no sucede nada.

Al igual que en el de escape, aumenta la probabilidad de que se emita el comportamiento.

Refuerzo, reforzador y reforzamiento no son lo mismo

Ahora tenemos claro que no es correcto utilizar la palabra «refuerzo positivo» debido a su ambigüedad.

También se ha tratado una parte importante del condicionamiento operante como es el reforzamiento, tanto positivo como negativo.

Para completar el cuadrante del condicionamiento operante también hay que hablar de castigo, el cual vimos en un artículo anterior.

reforzamiento positivo en perros

Todo lo relativo a la psicología del aprendizaje y el condicionamiento operante realmente es bastante más complejo de lo que parece. No es una simple relación entre estímulos y respuestas.

Si te ha gustado el artículo y te ha servido para aprender, ¡no dejes de leer el blog!