Perros Miedosos: Miedo a Todo lo que les Rodea

por | May 18, 2017 | blogging | 4 Comentarios

¿Quieres aprender sobre razas de perros?

Todos conocemos algún perro que le tiene miedo a todo, incluso estando en casa. Puede que sea el perro de un amigo, familiar o conocido.

Existen varios factores que tienen una incidencia sobre esta emoción. Pero no todos estos factores son externos.


Hay que tener en cuenta la relación que existe entre la raza de perro y el miedo. Esta afecta en gran medida al comportamiento del animal.

Por qué mi perro es miedoso

Puede que se deba a una mala socialización, recibir malos tratos u otras causas como una experiencia negativa.

Tras una mala experiencia cualquier animal puede sentir pavor. Aunque existen razas de perros que son más propensas.

👉 ¡TÓMATE UN CAFÉ CON CONECTA! 👈

Apúntante a nuestras quedadas GRATUITAS en Valencia para aprender más sobre perros y relajarte mientras te tomas algo.

Llámanos al 644 86 06 69 y te informamos de todo.

Pero se deba a una causa u otra, es imposible que un perro miedoso sea totalmente feliz.

El miedo es una emoción desagradable que es anticipada por la ansiedad.

Esta se experimenta cuando el animal prevé que le va a suceder algo negativo. La ansiedad pasa a convertirse en miedo o fobia una vez el can está en esa situación.

Diferencia entre perro miedoso y fobia

Existen diferencias entre ambos términos, aunque los límites de uno y otro no suelen estar claramente definidos.

perro miedoso a todo

A priori el miedo es una emoción adaptativa, por tanto permite adaptarse al entorno, y la fobia desadaptativa.

Pero por desgracia no siempre es así. Hay multitud de miedos que no son adaptativos.

La mayoría de las fobias de los perros adultos son debidas a los ruidos fuertes e inesperados, como petardos y cohetes. También es habitual que sea hacia personas u otros canes.

Ninguno de estos estímulos del ambiente presentan un peligro real para nuestros mejores amigos, pero ellos los interpretan de esa manera.

Cachorro miedoso

Cuando indagamos en el historial de un perro nos podemos encontrar con que los padres ya eran miedosos.

En este caso los cachorros de esa camada probablemente tengan una mayor predisposición a ser inseguros. No podemos obviar la epigenética.

Aunque no es la única causa.

También puede suceder que un adulto agreda a un cachorro. Y de un día para otro pasas a tener un cachorro miedoso que no quiere interactuar con otros perros.

Por desgracia sucede en muchos parques caninos.

Por este, y otros motivos, en Conecta Adiestramiento no somos partidarios de los parques para perros.

Una experiencia negativa en las primeras semanas del cachorro puede tener consecuencias nefastas. En la etapa de socialización del cachorro, este es especialmente sensible.

Como consecuencia tu cachorro puede desarrollar miedo a otros perros. Te desaconsejamos los parques si quieres socializar a tu cachorro.

Causas más comunes de miedo

Hay perros que han sufrido experiencias extremadamente traumáticas.

Pueden haber sido maltratados, lo cual provoca que tengan fobia a las personas.

perro miedoso y agresivo

También hay canes que son extremadamente sensibles y con una mínima experiencia negativa quedan marcados de por vida.

En cambio hay otros que no han vivido nada traumático, pero tienen predisposición al miedo y a la inseguridad.

La raza de perros influye, y mucho, en este aspecto.

Síndrome de privación sensorial

Un perro puede tener pánico a la gente por el hecho de haber vivido en una zona rural aislado durante meses e incluso años.

Durante este tiempo el contacto con el ser humano y otros canes es prácticamente nulo .

También puede darse el caso de no haber escuchado los ruidos que son habituales en una ciudad durante la etapa de cachorro.

En todos estos casos el perro ha vivido en un entorno muy pobre, y cuando algún estímulo nuevo se le presenta le provoca miedo.

Esto recibe el nombre de síndrome de privación sensorial. Y tiene como consecuencia que un perro se asuste por todo en su etapa adulta.

No socializar a un perro durante meses o años provoca que sea miedoso la mayoría de las veces.

Razas de perros miedosas a todo

Por desgracia la inseguridad y la genética están relacionados.

No todos los temores tienen su origen en experiencias negativas pasadas. Existen razas de perros más miedosas.

Deberíamos tenerlo en cuenta en la terapia de tratamiento del miedo, ya que la influencia de la genética es obvia. Por tanto en estos casos las probabilidades de una recuperación total se dificulta.

Algunas razas de perros con mayor predisposición a ser miedosos son los podencos y los galgos.

perros inseguros

Por supuesto con dedicación y esfuerzo habrá mejoras sustanciales que harán que el trabajo valga la pena.

Aunque obviamente el entorno también influye en la forma en la que el perro gestiona las diferentes situaciones de su vida diaria.

Perros inseguros y sensibles

La genética es relevante en muchos aspectos de la vida de un perro. Tiene una influencia clara sobre su temperamento y comportamiento.

Un ejemplo claro sería la forma en la que viven ciertas experiencias razas distintas como un Mastín Tibetano o Rottweiler y un Galgo o Podenco.

Un Mastín Tibetano o Rottweiler por genética son razas seguras de sí mismas. No suelen tener tendencia a la inseguridad, exceptuando el caso de que no se hayan socializado correctamente los cachorros.

En cambio un Galgo o Podenco son más propensos a ser temerosos.

De hecho pueden haber sido socializados de forma más adecuada que un Rottweiler, y así y todo experimentar temor ante ciertas situaciones.

Y no hay que olvidar a las razas de perros sensibles. Entre ellas están el Border Collie, Rough Collie y el pastor belga Malinois.

Cuando hablamos de animales sensibles hacemos referencia a aquellos que acusan más los estímulos o situaciones aversivas que generan estrés.

Lo que otro perro gestiona con facilidad, para un Border Collie o Malinois implica el aumento de los niveles de estrés.

Razas de perros pequeños miedosos

Las razas pequeñas como Chiuaua, Pinscher o Yorkshire Terrier son más propensas al miedo debido a su reducido tamaño.

Todo lo que sea más grande que ellos lo pueden percibir como una amenaza.

También es habitual que hayan tenido una mala socialización. Lo cual se debe al pensamiento generalizado de que a una raza de perro pequeño no le hace falta salir a la calle.

perro con miedo de todo

Aunque influyen muchos más factores, ya que estos perros de pequeño tamaño muchas veces son sobreprotegidos.

Y en algunos casos acaban siendo inseguros cuando alcanzan la edad adulta.

El perro miedoso y agresivo

La emoción del miedo puede llevar a un perro a asustarse por todo y provoca una serie de reacciones:

  • huir del estímulo que le provoca esta emoción.
  • agredir a otros individuos
  • quedarse paralizado, llegando incluso a la indefensión aprendida.

La primera opción suele ser huir, pero en caso de no ser posible, la mayoría optan por agredir.

Por eso los perros con miedo puedan llegar a convertirse en perros agresivos. De hecho el miedo es una de las causas frecuentes de un comportamiento agresivo.

Vuelta otra vez a las razas pequeñas

Es muy habitual que las razas de pequeño tamaño ladren y se lancen de forma agresiva hacia otros animales más grandes.

Las personas que los pasean consideran a su perro muy valiente e incluso inconsciente. Creen que pelearían con el otro can sin dudarlo.

Piensan que su perro es muy dominante. Pero realmente no tiene nada que ver con los perros dominantes.

Pero la realidad es otra.

En la mayoría de los casos los canes de raza pequeña solo ladran, gruñen y se lanzan de forma agresiva cuando van atados con correa.

En el caso de ir sueltos no suelen actuar así.

Un perro pequeño casi siempre reacciona una vez que el otro perro está de espaldas y no de frente. De frente se asusta y quiere huir.

Lo que origina que intente morder es el miedo. Por tanto no hay que diferenciar a los perros miedosos de los agresivos.

razas de perros miedosos

No suelen ser dos problemas de comportamiento diferentes, sino el mismo.

A tener en cuenta en la terapia para perros con miedo de todo

Es conveniente tratar el problema emocional para ayudar a tu perro cuanto antes debido a su facilidad de generalización.

Por tanto si ves que tu perro empieza a tener miedo de todo y a asustarse incluso con ruidos de casa, es conveniente que busques ayuda profesional.

Un ejemplo sería un perro que empieza teniendo miedo a los hombres altos con gorra. Después a los hombres altos. Más adelante a los hombres y finalmente a cualquier persona.

Cuanto más tiempo pasa, mayor suele ser la dificultad para tratar este problema.

Si tu perro tiene mucho miedo de todo, es muy poco probable que el animal llegue a recuperarse de forma espontánea.

En estos casos es conveniente trabajar con un profesional de la educación canina.

Capacidad de mejora de cada individuo

Cualquier cachorro o adulto con miedo tiene un límite en su capacidad de mejoría. Aunque hay individuos que mejoran más y de manera más rápida que otros.

Algunos individuos consolidan muy bien los avances del trabajo, lo cual hace que los resultados se mantengan solos.

Pero muchas veces hay que seguir con un plan de mantenimiento una vez finalizado el tratamiento. Hay que seguir trabajando para que no se pierdan los avances.

Pero ante todo hay que tener claro que los progresos que puede llegar a experimentar tu compañero canino tienen un límite.

Si sigues trabajando con constancia y tu perro avanza muy poco o nada, probablemente ha llegado al límite de mejoría que puede experimentar.

Esto tiene que ver con la capacidad de gestión del estrés del propio individuo de la que hablábamos antes.

terapia para perros miedosos

En el caso de las razas de perros más miedosas es fundamental mantener los avances obtenidos.

Objetivos de la terapia

La modificación de conducta es un proceso fundamental para tratar diferentes problemas de comportamiento.

Pero un cambio de conducta no se debe catalogar como exitoso solo si hay una recuperación total del perro. Sino porque este gana en calidad de vida.

Si se puede reducir la fobia de tu perro al 60% habrá mejorado mucho. Y como consecuencia también mejora tu calidad de vida, pues seguro que sufrías al verlo con miedo.

El gran objetivo de un cambio de comportamiento con un perro muy miedoso es que gestione la mayoría de las situaciones lo mejor posible.

Como hemos visto, hay razas de perro miedosas y con una mayor predisposición gestionar mal el estrés.

Por tanto otro objetivo es que gestione el estrés de la manera más óptima.

Solo así se podrá recuperar más rápidamente si experimenta miedo en alguna situación, y esto hará que el estrés no se acumule.

Antes de empezar la terapia para tratar a tu perro miedoso es conveniente reducir sus niveles de estrés.

De esta manera partirá de una mejor posición para obtener buenos resultados. Para ello puedes utilizar juguetes interactivos.

Y recuerda, si tu compañero canino le tiene miedo a todo es fundamental realizar un cambio de conducta. ¡Será más feliz cuando gestione mejor sus emociones!